“México y España estamos unidos por un gran océano inundado de cultura, emociones y tradiciones compartidas”

Entrevistamos a la embajadora de México, país líder de la Comunidad Iberoamericana por tamaño y vocación, en el inicio del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador y en el año del V centenario de la llegada de Hernán Cortés a México.

Usted es embajadora de México en España desde hace 5 años. ¿Cómo valora la evolución en este periodo de las relaciones entre ambos países y su situación actual?

La cercanía entre México y España hoy es inigualable en los ámbitos político, económico y cultural, y entrañable en los vínculos personales. El diálogo político se ha fortalecido y se encuentra en su mejor momento. La relación entre ambos Gobiernos es fraternal y duradera. En poco más de un lustro los mandatarios mexicanos y españoles se han encontrado al más alto nivel en casi cuarenta ocasiones, incluidos los últimos dos encuentros entre jefes de Estado y de Gobierno de ambos países.

Primero, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una reunión con S.M. el Rey D. Felipe VI en México el mismo día en que asumió el máximo encargo en la jefatura del país. En segundo lugar, a finales de enero de este año el presidente mexicano recibió a su homólogo español, Pedro Sánchez, en lo que fue la primera visita oficial de un mandatario extranjero a México en la presente Administración, un honor que expresamente fue reservado a España, nuestro socio estratégico en este continente.

A lo largo de estos cinco años que he tenido el honor de representar a México en España, he sido testigo del incremento de las inversiones españolas en México y de mexicanos en España; también del creciente interés español por la cultura y la gastronomía mexicanas, y he contribuido a hacer realidad la apertura de la Casa de México en España.

Andrés Manuel López Obrador ha sido electo recientemente presidente de México por una amplia mayoría. El Rey de España Felipe VI asistió a su toma de posesión. ¿Cuáles cree usted que son los desafíos más importantes de su mandato, y en ese contexto, cuáles son las perspectivas de la relación entre los dos países?

El Poder Ejecutivo en México inició sus labores el primero de diciembre de 2018. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llegó al poder con dos claros compromisos con los mexicanos. En primer lugar, terminar con la corrupción y gobernar con honestidad y austeridad; en segundo, erradicar la pobreza y generar bienestar para todos los mexicanos, iniciando por los grupos más vulnerables.

Para ello, el Gobierno mexicano está trabajando intensamente para estrechar aún más sus relaciones económicas con sus socios más importantes. España, sin duda, es uno de ellos. En inversión, España se ha consolidado como nuestro segundo inversionista directo a nivel mundial y el primero entre los países de la Unión Europea. México por su parte, es el primer inversionista en España de América Latina y el segundo extracomunitario, únicamente por detrás de Estados Unidos, y el sexto a nivel global.

Las inversiones productivas de España constituyen una fuente importante de tecnología y recursos monetarios que se pueden perfectamente alinear con los proyectos estratégicos prioritarios del Gobierno mexicano para generar el anhelado desarrollo y bienestar de la población mexicana.

En materia de turismo, por ejemplo, la industria española ha venido apostando por México y ha sido un socio estratégico para la expansión de nuestra infraestructura en el sector. En este sentido, la participación de las empresas españolas en la construcción del Tren de la Ruta Maya o del Proyecto de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec es bienvenida.

En sus años en España ha recorrido múltiples ciudades y pueblos de nuestro país. ¿Qué lugar o aspecto le ha llamado más la atención?

En este periodo de cinco años he realizado varias visitas de trabajo a quince de las diecisiete comunidades autónomas españolas, donde he dictado más de cien conferencias y participado en seminarios ante académicos y empresarios a fin de promover la imagen de México y atraer inversión española a mi país.

“La llegada de Hernán Cortés a Veracruz no debe verse como un triunfo para unos ni una derrota para otros, sino el inicio de un diálogo entre dos mundos que se encontraron para formar un nuevo universo”

Más allá de todos los lugares maravillosos que tiene este gran país, lo que ha llamado siempre mi atención es la calidez de su gente y su carácter tan cercano al nuestro. España es como estar en casa, rica en cultura, en historia y arte compartido, tradiciones, fiestas y gastronomía. Descubro España día a día. En cada rincón de este país me siento bienvenida, abrazada y hasta sus aromas me resultan siempre familiares. México y España estamos unidos por un gran océano inundado de cultura, emociones y tradiciones compartidas.

Este año se cumplen 500 años de la llegada a Veracruz de la expedición de Hernán Cortés. ¿Han programado alguna actividad especial para recordar la efeméride?

Desde este primer contacto los mexicanos y españoles hemos tenido un diálogo constante que ha impregnado nuestra identidad y nos ha definido en el mundo.

La llegada de Hernán Cortés a Veracruz no debe verse como un triunfo para unos ni una derrota para otros, sino el inicio de un diálogo entre dos mundos que se encontraron para formar un nuevo universo. Es con este sentido, que diversas instituciones mexicanas y españolas, principalmente académicas, organizan a lo largo de este año espacios de reflexión y entendimiento para analizar en todas sus dimensiones este acontecimiento histórico.

Entre las numerosas actividades programadas para recordar esta efeméride, quisiera mencionar las ocho jornadas que sobre el tema llevará a cabo la Casa de América en este primer semestre del año; y el Congreso Internacional Hernán Cortés en el siglo XXI, organizado por la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, en las ciudades extremeñas de Medellín y Trujillo, eventos ambos en los que participan instituciones mexicanas de relieve.

La emigración por razones económicas a finales del XIX y principios del XX provoca en España el éxodo de los llamados “indianos”, muy determinante del paisaje en todo el norte de España y Cataluña. ¿Qué opina de la llamada “arquitectura de los indianos”?

México ha sido a lo largo de varios siglos un territorio para la prosperidad de los españoles migrantes, muchas generaciones han emigrado a nuestras tierras para labrarse un mejor futuro. La emigración transatlántica trajo nuevas oportunidades para los emigrantes, pero también para sus comunidades de origen. Aquéllos que lograron su sueño integrándose a las comunidades de destino y no se olvidaron de su tierra, han contribuido entusiastamente a dar vida a sus pueblos nativos.

El legado de los denominados en España: “indianos” a su patria local se puede apreciar en el patrimonio arquitectónico: casas, asilos, hospitales, depósitos, iglesias, puentes, acueductos, carreteras, fábricas y escuelas, que, junto a las remesas enviadas y conocimientos que retornaron con ellos, ayudaron al desarrollo y modernización de todo el paisaje norteño de España (Cantabria, Santander, Asturias, País Vasco) y Cataluña. También destacan sus parques y jardines sembrados con palmeras que recuerdan un ambiente americano que estos emigrantes trajeron a sus lugares de origen.

En la actualidad, muchos mexicanos viajan a España a conocer los lugares de origen de sus padres, abuelos o bisabuelos. Un ejemplo más, son las raíces cántabras del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuyo abuelo, José Obrador Revuelta, nació en Ampuero, Cantabria.

¿Nos podría compartir una reflexión del 80 Aniversario del Exilio Español en México?

Hace ochenta años, de las horas aciagas de la Guerra Civil surgió el exilio español a México. Miles de españoles cruzaron el Atlántico en busca de vida y un hogar. Con su trabajo y talento realizaron innumerables y perdurables aportaciones al desarrollo de la nación que los acogió en los ámbitos más diversos, incluyendo la ciencia, la cultura y las artes, la educación y la economía. Sus descendientes aún forjan lazos entre los dos países.

El exilio español en México mostró la hermandad de los mejores baluartes que tienen ambos países. Los españoles que llegaron a nuestro país fortalecieron nuestras instituciones y participaron en la creación de otras que hasta la fecha son fundamentales para la vida nacional y nuestras relaciones internacionales. Estoy pensando por supuesto en mi alma mater, El Colegio de México, o la editorial del Estado Mexicano, el Fondo de Cultura Económica.

El exilio español en mi país no solo fue la piedra angular para crear estas instituciones emblemáticas de nuestro tiempo, sino también fortaleció a la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y muchas otras universidades, centros de investigación y entidades de difusión cultural a lo largo y ancho de la República Mexicana.

Es por ello que en este 2019, cuando se cumplen 80 años del exilio español en México, trabajaremos en estrecha colaboración con las autoridades españolas para valorar y revitalizar su gran aportación en México. España ha logrado en 40 años de democracia y vida constitucional plena una madurez política que abre la posibilidad de encontrar en los grandes gestos del pasado, la semilla de la fraternidad entre los pueblos mexicano y español.

Las acciones de los mexicanos en rescate de los exiliados españoles muestran la solidez y cercanía de nuestras naciones en los momentos más obscuros. La labor de estos españoles en México dan cuenta de los grandes proyectos que juntos podemos hacer realidad.

México es hoy uno de los principales inversores en España. ¿Qué opina de la seguridad jurídica que se proporciona a los inversores en España?

El flujo de inversión mexicana ha sido notable en los últimos años gracias a la seguridad jurídica para los inversionistas extranjeros en España. Hay que destacar la solidez y madurez del sistema jurídico español, de hecho, los tribunales nacionales ofrecen un alto grado de certidumbre. España es una alternativa que ofrece características importantes, como renta per cápita alta, seguridad jurídica y estabilidad institucional, a ojos de los empresarios mexicanos, además de la similitud cultural.

España es un país atractivo porque es un mercado maduro y permite, además, ingresar al mercado europeo y conocer al consumidor de este continente. Los grandes grupos empresariales mexicanos están presentes en este país, en casi todos los sectores: servicios financieros, construcción, adquisición y gestión de inmuebles, alimentación, siderurgia, turismo y transporte. El capital mexicano ha madurado y en un mundo globalizado, España se ha convertido en uno de sus destinos preferidos.

Roma, película ganadora de varios Oscar de Hollywood. No es flor de un día. No sólo Alfonso Cuarón, también Guillermo del Toro, Alejandro Gonzalez Iñárritu…, etc. ¿Qué razones determinan la eclosión del cine mexicano?

El Gobierno de México felicitó a Alfonso Cuarón y al equipo de Roma por los premios obtenidos en los Oscar de 2019 y otros galardones distinguidos de la cinematografía mundial. Igualmente aplaudió con gran orgullo el trabajo de los mexicanos nominados en los Oscar de este año, quienes ponen en alto el nombre de México a través del séptimo arte. Es definitivamente una gran satisfacción que en los últimos cinco años, tres directores mexicanos hayan ganado cuatro veces el Oscar a mejor director en una industria tan exigente y de gran calidad.

Me gustaría recordar que el séptimo arte en México tuvo un peso significativo entre los años 30 y 50 del siglo pasado, dejando una huella de identidad en nuestro país. En esta época de oro, nacieron grandes actores mexicanos de talla mundial como: María Félix, Pedro Infante o Jorge Negrete y personajes emblemáticos como Cantinflas, Joaquín Pardavé y Tin Tan que hoy son ampliamente reconocidos por el público español y forman parte de la historia del cine en México.

En la actualidad, nuestro pasado cinematográfico se ve reflejado en el talento de nuestros directores galardonados: Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Alejandro Gonzalez Iñárritu y Emmanuel Lubezki, y en nuestros actores: Salma Hayek, Diego Luna, Gael Garcia Bernal, Yalitza Aparicio, entre otros. La diferencia es que esta generación de gran talento mexicano se ha beneficiado de la pertenencia a la región de América del Norte. Su vinculación con la cinematografía de nuestro vecino del norte ayuda a que sus cualidades artísticas sean rápidamente conocidas en todo el mundo.

Elena Poniatowska y Fernando del Paso Premios Cervantes en 2014 y 2016. México es el hogar de más de 130 millones de hispanohablantes. ¿Toca ya en 2019 premiar de nuevo a un mexicano?

Me honra ser embajadora de México en un país donde han sido galardonados seis mexicanos con el Premio Cervantes, y he sido particularmente afortunada por haber acompañado a dos de ellos a recibir sus reconocimientos. Particularmente, el último Premio Cervantes, otorgado a Fernando del Paso, tuve el gran gusto de participar en un homenaje en vida al escritor del texto que más me gusta de toda la literatura en español: “Noticias del Imperio”.

Cada una de las obras de estos grandes escritores mexicanos ha contribuido a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española. La riqueza del idioma español llega a todo el mundo, con los matices que tiene en cada país hispanohablante, desde Europa a América y África. La belleza del español demuestra cómo siendo diferentes o teniendo distintas culturas, nos permite comunicarnos unos con otros.

México y España tenemos un gran compromiso con la promoción de nuestro idioma común. Para poner esta responsabilidad en números: el total de hispanohablantes equivale hoy al 7,8% de la población mundial. 477 millones de personas ostentamos el español como nuestra lengua nativa y el hecho de que en total lo hablen actualmente 572 millones de personas, convierte nuestro idioma en la segunda lengua de comunicación internacional. Si esto no bastare, podemos añadir que en escasos treinta años, el número de hispanohablantes alcanzará los 754 millones de personas.

Es innegable que en los inicios del siglo XXI y en la coyuntura que plantea el mundo integrado, México y España tenemos que asumir nuestra responsabilidad con nuestro idioma y así lo hemos convenido. Ambos presidentes acordaron en su pasado encuentro acciones que son multitemáticas que incluyen pautas de colaboración en diálogo político, lazos históricos, lingüísticos, culturales, de cooperación internacional bilateral y regional. En el caso particular de la lengua española se logró un acuerdo para proyectar globalmente nuestra cultura e idioma común, especialmente en Estados Unidos, lo cual se suma al Memorando de Cooperación para la Promoción Internacional de la Lengua Española. Sin duda, en estos esfuerzos tener más galardonados mexicanos con el distinguido Premio Cervantes sería de gran ayuda para la estrategia global de promoción de nuestro idioma.

Embajadora, para terminar, ¿podría indicarnos un lugar imprescindible para visitar en México?

México es un país con infinidad de tesoros, paraísos y una gran riqueza cultural de norte a sur. Desde nuestras playas y cenotes, islas y bahías, nuestros bosques y desiertos, nuestros Pueblos Mágicos, las zonas arqueológicas de nuestras culturas pasadas que se pueden disfrutar alrededor de todo el país, y toda la arquitectura virreinal que encontramos en todo el territorio.

“Recomiendo a los españoles conocer la ciudad minera virreinal de Zacatecas que visitaron
SS.MM. Don Felipe y Doña Letizia en su primer viaje, como Reyes de España, a América en 2015”

México cuenta con treinta y tres sitios Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO y ocho Manifestaciones Culturales inscritas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (PCIH-UNESCO) lo que lo hace un país muy especial. De México no se puede ir sin probar la comida tradicional de cada sitio que se visita, La Cocina Tradicional Mexicana es desde 2010 PCIH-UNESCO; se tiene que vivir intensamente un lienzo charro y perder el aliento con las habilidades y destrezas de un arte popular mexicano como La Charrería, que es también, desde 2016 PCIH-UNESCO; y, por supuesto, no puede faltar bailar, cantar y disfrutar una velada familiar o una comida entre amigos acompañados con la música del Mariachi, PCIH-UNESCO desde 2011.

Dicho todo lo anterior, yo recomiendo a los españoles conocer la ciudad minera virreinal de Zacatecas que visitaron SS.MM. Don Felipe y Doña Letizia en su primer viaje, como Reyes de España, a América en 2015. Conocerán con ello todo lo que nos hace similares y, al mismo tiempo, diferentes.