Almodovar y los protagonistas de Dolor y Gloria en Cannes 2019.

Con el mítico Festival de cine de Cannes aún reciente, al que seguirán los certámenes no menos importantes de la Mostra de Venecia y San Sebastián, el cine europeo muestra una vez más que sigue siendo una industria llena de talento con mucho que ofrecer al espectador.


El informe FOCUS, que edita cada año el Observatorio Audiovisual Europeo y se publica coincidiendo con la cita de Cannes, muestra que continúa la tendencia al alza de la cuota de cine europeo, del 27,9% de 2017 al 29,4% de 2018. Hasta el próximo año no habrá datos oficiales respecto de 2019, pero basta enumerar algunos de los estrenos previstos en los próximos meses para augurar un mejor registro que el del año anterior. Nuestro país, junto a Gran Bretaña, Francia y Alemania son los mejores situados para alcanzar esa meta de buenos resultados. Tanto por los directores que presentan nuevo trabajo este año como por los actores que encabezan los repartos de filmes que apuestan por la intriga, el drama histórico o romántico y la comedia.

De mayo a diciembre, estos son los estrenos made in Europe más esperados.

ESPAÑA

Uno de los incontestables platos fuertes con los que nuestro país contribuye al panorama cinematográfico europeo de 2019 lleva la firma de Pedro Almodóvar. El estreno en Cannes de la cinta más personal del director manchego, Dolor y Gloria, cosechó más de diez minutos de aplausos y aunque se quedó sin la codiciada Palma de Oro, Antonio Banderas logró por su rol protagonista el premio al Mejor Actor. Otra “internacional” española, Isabel Coixet, también acaba de estrenar título, Elisa y Marcela, un drama basado en hechos reales ambientado en 1885 que narra la por entonces imposible historia de amor entre dos maestras de escuela.

Muy esperado, dentro y fuera de nuestras fronteras, es el último trabajo de Alejandro Amenábar, Mientras dure la guerra con Karra Elejalde y Eduard Fernández como protagonistas, que llegará en octubre. El filme, cuya acción transcurre en el verano de 1936, tiene como protagonista a Miguel de Unamuno y su destitución como rector de la Universidad de Salamanca. Por su parte, la actriz Emma Suarez protagoniza La influencia, del director Denis Rovira van Boekholt, con estreno previsto en junio. La consagrada actriz interpreta a Alicia, una joven madre que regresa a la siniestra mansión de la que huyó siendo una niña para enfrentarse con su pasado. Otro veterano actor que sigue en estado de gracia es Luis Tosar, a quien podremos ver en Quien a hierro mata, el thriller dirigido por Paco Plaza que se estrenará en agosto, dando vida a Mario, un enfermero que trabaja en una residencia de ancianos a la que llega el narco más conocido de la zona, Antonio Padín, recién salido de la cárcel. También veremos a Tosar en Ventajas de viajar en tren, acompañado de Belén Cuesta, Ernesto Alterio y Quim Gutiérrez, una cinta de intriga que tiene a Helga, editora en horas bajas que acaba de internar a su marido en un psiquiátrico, como origen de la acción.

“El informe FOCUS, que edita cada año el Observatorio Audiovisual Europeo y se publica coincidiendo con la cita de Cannes, muestra que continúa la tendencia al alza de la cuota de cine europeo, del 27,9% de 2017 al 29,4% de 2018”

Daniel Calparsoro cuenta con otro gran nombre, Belén Rueda, para el estreno en octubre de su último trabajo, El silencio de la ciudad blanca, que arranca con la aparición de los cadáveres de dos veinteañeros, un crimen que Unai López de Ayala, inspector experto en perfiles criminales, deberá resolver para dar caza al asesino ritual que lleva dos décadas aterrorizando a la ciudad. Por último, Legado en los huesos, secuela de El guardián invisible, también llegará este año a los cines, el 5 de diciembre, con Marta Etura y Leonardo Sbaraglia.

REINO UNIDO

El estreno en abril de La espía roja con la imprescindible Judi Dench inauguró la gran temporada que se augura para los amantes del cine británico. Se trata del drama biográfico de espionaje que tiene como protagonista a Joan Stanley, una anciana que jamás había levantado sospechas hasta que agentes del MI5 la detuvieron en el año 2000, acusada de proporcionar información a la Rusia comunista. Otro drama, El día que vendrá, con el reclamo de la siempre exquisita Keira Knightley, pugna por ser una de las cintas que triunfe en taquillas, a pesar de que no lo tendrá nada fácil cuando se estrene Downton Abbey, película basada en la aclamada serie del mismo nombre, escrita y producida por el creador de la misma (Julian Fellowes), cuyo estreno se espera para noviembre.

Desde abril puede verse La importancia de llamarse Oscar Wilde dirigida por Rupert Everett, que también se reservó un papel junto a otros grandes del estrellato cinematográfico británico: Colin Firth, Emily Watson y Tom Wilkinson, para ofrecer un retrato del gran poeta durante sus últimos tres años de vida. Inspirado en otro nombre famoso de la cultura, Rudolf Nureyev, se estrenó en abril el filme El bailarín dirigido por Ralph Fiennes. La acción se centra en 1961, cuando el famoso bailarín viaja por primera vez fuera de la Unión Soviética con la prestigiosa Kirov Ballet Company. Aunque el KGB sigue de cerca sus pasos y a pesar del peligro, Nureyev huirá tomando una decisión que cambiaría el curso de su vida para siempre.

Para los amantes del thriller, La mujer en la ventana, basado en la novela homónima de A.J. Finn, llegará a las salas en octubre y cuenta con un elenco de altura: Amy Adams, Julianne Moore y Gary Oldman, encargados de trasladar a la pantalla la angustiosa situación de la doctora Anna Fox, que pasa sus días encerrada en casa con la única distracción de espiar a sus vecinos, los Russell. Hasta que un día ve algo que no debería haber visto. Los filmes musicales tampoco faltarán de la cartelera que llega de Reino Unido. El primero en estrenarse, el próximo mes de julio, será Yesterday con dirección de Danny Boyle y la imprescindible banda sonora del grupo más famoso de la isla. Cat”, dirigida por Tom Hooper, volverá a revisar este imprescindible musical de Andrew Lloyd Webber para que llegue a la gran pantalla el día de navidad.

FRANCIA

Dobles vidas es la película estrenada el pasado mes de abril con la que los espectadores europeos nos hemos reencontrado con Juliette Binoche, protagonista de una comedia dramática sobre la difícil adaptación al mundo digital que tienen que afrontar algunos y que viene a sumarse a la crisis de la mediana edad. En julio llegará a las salas la cinta policiaca El emperador de París, del realizador Jean-François Richet ambientada en el imperio de Napoleón, que narra la historia de François Vidocq, el único hombre que logró escapar de las más grandes penitenciarías del país, convirtiéndose en una leyenda de los bajos fondos parisinos. También de corte policiaco, aunque con trasfondo de drama judicial, es el último trabajo de Antoine Raimbault que se estrenará en agosto. Titulado Una íntima convicción, el filme se centra en Nora, una mujer que después de asistir al juicio de Jacques Viguier, acusado del asesinato de su esposa, convence a un letrado para que lo defienda en su segundo juicio, en apelación.

ALEMANIA

La sombra del pasado es una de las apuestas más fuertes con las que Alemania competirá en las taquillas de toda Europa. Un thriller dramático de amores complejos e imprevisibles ambientado en la extinta Alemania del Este, donde los secretos estaban a la orden del día a veces con terribles consecuencias para los más inocentes. Otro thriller alemán es Cuatro manos, en salas desde el próximo 5 de julio. Cuenta con la dirección de Oliver Kienle y aborda el peligro que acecha a dos hermanas desde que fueron testigos de un brutal asesinato cuando eran unas niñas. Sin dejar la intriga, en septiembre llegará a España el filme basado en hechos reales acaecidos en los años 80, Viento de libertad, en el que veremos a dos familias de la RDA dispuestas a pasar a la RFA aunque tenga que ser en un globo aerostático fabricado por ellos mismos.

Por último, Islandia contribuirá a este aluvión de estrenos europeos con Ático, un drama de supervivencia en este desierto helado y hostil donde la temperatura puede bajar hasta -70° C, mientras que Austria rescata la figura de Sigmund Freud en El vendedor de tabaco, un cuidado filme ambientado en la Viena de 1937, durante la unión de Austria y la Alemania nazi. Por su parte, Noruega estrenará poco antes del séptimo aniversario de los atentados de Utoya la película homónima dirigida por Erik Poppe, que arranca la acción con los movimientos de Kaja, una joven de 18 años, apenas 12 minutos antes de que comience la matanza en el campamento de verano.