«Nuestro foco principal se centra en los problemas que para los registros de la propiedad tienen las transacciones transfronterizas dentro de la Unión Europea”


 

Ha pasado ya un año desde su nombramiento como presidente de ELRA, felicitaciones por este primer aniversario. Durante este año han tenido lugar varias e importantes reuniones para la Asociación, ¿cuáles diría que han sido las más relevantes durante este primer año como presidente?

Ha sido un año muy activo para ELRA. Un año en el que se han tomado muchas decisiones para el futuro inmediato de la asociación. Además de las reuniones ordinarias de la Red Registral Europea (ELRN) y de los miembros de ELRA, en 2017 hemos sometido a aprobación nuestras actividades para el programa marco de 4 años de la Dirección General de Justicia del a Comisión Europea, que apoya a las redes europeas que promueven y facilitan la cooperación judicial en materia civil y penal. Gracias al cuidadoso trabajo de la Secretaría al preparar la propuesta, la Comisión ha aprobado el programa y se ha podido firmar el convenio.

En estrecha colaboración con nuestro socio, el Colegio de Registradores, se ha avanzado mucho en la presentación del Proyecto IMOLA II a la Comisión. Estamos muy orgullos de anunciar que esta propuesta ha sido también aceptada. Subsiguientemente se convocó un concurso para proveer los necesarios desarrollos tecnológicos para el pryecto IMOLA II. Recientemente se ha firmado un contrato con la entidad “Knowledge Centric Solutions Sociedad Limitada” vinculada a la Universidad Carlos III de Madrid.

A resultas de todas esta gestiones hemos podido comenzar con la ejecución del Proyecto IMOLA II, de dos años de duración, con una reunión de arranque mantenida el 28 de Febrero de 2018, que ha constituido un importante hito para nuestras actividades en el future inmediato.

Los resultados de IMOLA II encajan en el más amplio diseño estratégico del programa de Interconexión de los Registros de la Propiedad de la Comisión Europea. La Comisión nos ha asegurado que no es en absoluto habitual que una organización external reciba el encargo y la responsabilidad de poner en marcha soluciones tecnológicas requeridas por un programa de la Comisión Europea. Vemos este hecho como una ratificación de la importancia de ELRA en el ámbito del Registro de la Propiedad. Pero la confianza otorgada también supone un peso sobre nuestros hombros. La calidad de los resultados de nuestro proyecto deberá cumplir con los requerimientos del Programa de Interconexión de Registros de la Propiedad de la Comisión Europea.

Para lograr este objetivo trabajamos en estrecha colaboración con su equipo de proyecto. Confiamos plenamente en el enfoque del responsable del proyecto, Jesús Camy y de su equipo, por cuyos avances estamos muy agradecidos.

Un segundo e importante hito fue la aceptación por la Asamblea General, el primero de diciembre de 2017, de la modificación de los Estatutos de ELRA, propuesta por la Junta Directiva.

Al asumir el cargo de presidente afirmé que era importante que ELRA fuese una casa abierta. Nuestro foco principal se centra en los problemas que para los registros de la propiedad tienen las transacciones transfronterizas dentro de la Unión Europea. Pero también nos damos cuenta de que los mismos problemas se presentan en Europa, fuera de la UE e incluso globalmente. El Brexit fue sin duda un motivo para pasar a la acción inmediatamente.

Por razones prácticas, la plena condición de miembro de ELRA es y seguirá siendo accessible a Estados miembros de la Unión Europea.

Por ello hemos creado la posibilidad de convertirse en “socio” de ELRA para asociaciones y agencias de países no miembros de la UE, así como para Universidades que muestren un particular interés en esta materia. Esta última posibilidad ha sido añadida desde mi firme convicción en el efecto de “polinización cruzada” que se da entre el ámbito académico y el profesional. A más largo plazo podríamos considerar situaciones similares en relación con el mundo comercial o, por ejemplo, con las entidades financieras.

Enrique Maside, director de Relaciones Internacionales del Colegio de Registradores, junto a Jan Moerkerke, presidente de ELRA.

Mirando al futuro y a sus próximos retos como presidente, ¿cuáles estima que son los principales objetivos de ELRA en el próximo año?

Durante el primer año la verdad es que mucho vino rodado. Ahora como novedad, la gestión y supervisión del programa IMOLA II será de la máxima importancia. Debemos asegurar un arranque del sistema con los máximos niveles de calidad.

Adicionalmente veo como una tarea personal el tratar de atraer más miembros a la Asocaición, puesto que hasta ahora todavía no todos los Estados miembros de la UE están representados en ELRA. Tenemos confianza en ver avances en este campo en breve plazo.

Junto con el resto de miembros de la Junta Directiva, intentaremos asegurar una creciente presencia de ELRA en las actividades de organizaciones importantes en nuestro ámbito. En este sentido tratamos de dar la máxima relevancia a las acciones de ELRA y mantener las mejores relaciones con los represenates de dichas organizaciones.

por Enrique Maside
Director de Relaciones Internacionales del Colegio de Registradores