“Todo lo que hacemos junto con América Latina es mutuamente beneficioso y nos multiplica en el mundo”

El acuerdo UE-Mercosur, la cumbre del G20 en Osaka, la relación hispano-francesa o la crisis con Irán, son algunos de los temas que aborda José Manuel Albares en la entrevista concedida a Registradores de España. El secretario general de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global afirma también que “la interconexión de los Registros Mercantiles en el seno de la Unión Europea es un paso muy positivo dentro de la construcción de Europa”.

Enhorabuena por el importante nombramiento de Josep Borrell como Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea. ¿Cómo valora este nombramiento?

La decisión del Consejo Europeo de proponer a Josep Borrell como Alto Representante de la Unión Europea, es una excelente noticia para España y para Europa. Demuestra el liderazgo español en el seno de la Unión Europea y supone el reconocimiento del compromiso europeísta del Gobierno y de la sociedad española. Que un español con la experiencia y el perfil europeísta de Josep Borrell sea la cara de la Unión Europea en el mundo, es muy positivo para el futuro de Europa, máxime porque tendrá competencias añadidas a las que tiene actualmente la Alta Representante Federica Mogherini.

Dos mujeres al frente de la comisión y el BCE por primera vez, Úrsula Von del Leyen y Christine Lagard. Alemania y Francia ¿retoman su protagonismo ahora con mujeres al frente?

Lo primero, todos nos debemos de felicitar de que por primera vez haya una mujer tanto al frente de la Comisión Europea como del Banco Central Europeo. Ir reduciendo la brecha de género en el mayor número de campos posibles debe ser un objetivo permanente.

Alemania y Francia son dos motores indispensables de la Unión Europea. Es siempre una buena noticia que se involucren decididamente en el futuro de la Unión. España participa junto al eje franco-alemán en ser motor de la próxima Comisión Europea y del devenir europeo en los próximos años. El acuerdo europeo para decidir quién debía estar al frente de las principales instituciones europeas, debe mucho a España también porque el presidente Pedro Sánchez ha sido el negociador de la familia socialdemócrata y por tanto, su participación ha sido clave a lo largo de todo el proceso negociador.

José Manuel Albares con la decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán.

¿Qué nos puede contar del histórico acuerdo entre la UE y Mercosur de cuya cercanía nos habló con optimismo hace pocas fechas en un almuerzo en el Colegio de Registradores?

Tras 20 años de negociaciones, hemos logrado el Acuerdo UE-Mercosur. Esto tiene lecturas muy positivas para europeos y latinoamericanos. Se trata del mayor Acuerdo comercial de la historia de la Unión Europea que supondrá una bajada arancelaria que ahorrará 4.000 millones de euros anuales y se calcula que por cada 1.000 millones de euros de exportación, generará 14.000 puestos de trabajo en Europa. Para un país como España, tan unido con los países de Mercosur y con una presencia tan importante de nuestras empresas en ellos, será especialmente beneficioso. Hay sectores como el automovilístico o el de la construcción a los que se les abren las puertas a mercados hasta ahora muy protegidos. No debemos olvidar, sin embargo, algunos sectores, como algunos productores agrícolas, por ejemplo, que sufrirán mayor competencia y que por tanto necesitarán mayor apoyo y fondos europeos, pero globalmente el Acuerdo es claramente positivo para la Unión Europea, sus empresas y sus consumidores.

¿Cuál es su balance de la cumbre del G20 en Osaka tanto en una perspectiva general como en lo que se refiere a los intereses españoles?

La Cumbre del G20 en Osaka que se presentaba como una Cumbre muy complicada por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, ha permitido un diálogo entre los principales líderes mundiales y ha conseguido evitar que esas diferencias no se profundicen. El G20 sigue siendo un foro insustituible de gestión de la globalización.

Este G20 ha reforzado aún más si cabe el perfil internacional de España. No sólo por la presencia del presidente del Gobierno en la Cumbre es en sí, sino por los contactos bilaterales que le ha permitido mantener con otros líderes mundiales. Por ejemplo, por primera vez en un G20, a iniciativa española, se ha producido una reunión de presidentes iberoamericanos que coincidió precisamente con el anuncio del Acuerdo UE-Mercosur. Además, como recoge la Declaración Final del G20, temas muy importantes en la agenda española y europea han sido reflejados en esta Cumbre, como pueden ser las migraciones o el compromiso de España y la Unión Europea con los Acuerdos de París de lucha contra el cambio climático o la defensa del multilateralismo y del libre comercio.

En cuanto a la relación hispano-francesa, ¿considera que la alianza con Macron está llamada a durar?

Francia es un país amigo y socio de España. La relación entre ambos presidentes es muy buena, al igual que con el resto de los presidentes europeos. La colonia española en Francia y francesa en España es muy importante. Francia es el primer destino de nuestras exportaciones, Y lo más importante, compartimos una visión europeísta común sobre el futuro de la Unión Europea. Por tanto, la sintonía con el presidente Macron, igual que con la canciller Merkel, es algo beneficioso para España, para esos países y para la Unión Europea y más allá de las excelentes relaciones personales entre presidentes, el entramado de intereses y los valores que compartimos dotan a nuestra relación bilateral de una solidez que no se quebrará.

Un tema de actualidad: La crisis con Irán. ¿Qué importancia considera que tiene y que evolución futura le prevé?

Siempre que se producen tensiones políticas entre países en el mundo, sobre todo si conllevan la amenaza del uso de la fuerza, es algo que nos preocupa. Irán es un país muy relevante en una zona estratégica del planeta. La vía de la distensión y el diálogo es siempre preferible a la de la escalada.

¿Cómo ve la situación actual del terrorismo internacional de matriz yihadista?

El terrorismo, que desgraciadamente en España conocemos bien, es una de las mayores lacras y amenazas para la seguridad mundial. Por lo tanto, la lucha contra todas las formas de terrorismo es uno de los objetivos principales de la comunidad internacional. Nadie puede pretender imponer sus ideas por la fuerza ni esconderse detrás de sentimientos religiosos para justificar la violencia. Este tipo de terrorismo sigue siendo una grave amenaza para España y para Europa desde zonas tan cercanas como el Sahel.

“Tras 20 años de negociaciones, hemos logrado el Acuerdo UE-Mercosur. Esto tiene lecturas muy positivas para europeos y latinoamericanos. Se trata del mayor Acuerdo comercial de la historia de la Unión Europea que supondrá una bajada arancelaria que ahorrará 4.000 millones de euros anuales”

El papel internacional de Rusia, que algunos daban por desaparecida pero que su protagonismo en Siria y Venezuela parece devolverle a la condición de potencia global, ¿cómo lo interpreta?

Rusia es un país fundamental de la comunidad internacional que tiene una influencia muy importante en varios puntos del planeta. Tenemos que encontrar la forma de mantener un diálogo constructivo con Rusia, defendiendo nuestros valores europeos, y sumando fuerzas allí donde podamos para estabilizar zonas complejas del planeta.

¿Qué objetivos se marca el actual ejecutivo (en funciones) en sus relaciones con la comunidad iberoamericana?

Todo lo que ocurre en América Latina, en cualquier lugar de América Latina, es vital para España. Todo lo que hacemos junto con América Latina es mutuamente beneficioso y nos multiplica en el mundo. Somos una comunidad y eso supone objetivos y valores comunes. Llevamos ya un año profundizando nuestras relaciones con todos los países de América Latina independientemente de su tamaño, peso económico o ideología de su Gobierno. Además, apostamos por la integración económica regional. Por eso, hemos impulsado tan decididamente el Acuerdo UE-Mercosur. Siempre seremos los primeros defensores de América Latina ante la Unión Europea.

“La interconexión de los Registros Mercantiles en el seno de la Unión Europea es un paso muy positivo dentro de la construcción de Europa. Añade seguridad jurídica y permite consultas de manera mucho más rápida y cómoda desde cualquier país de la Unión”

Ya cercana la cumbre de Andorra, ¿qué papel quiere jugar España?

Para España las Cumbres Iberoamericanas son un vehículo insustituible que dota de contenido y visibilidad a la familia iberoamericana. Como en cada Cumbre, España asistirá al más alto nivel y apoyará a la Secretaría General Iberoamericana y al país anfitrión en todo aquello en lo que pueda ser útil para que la Cumbre sea un éxito. La vertiente política de las Cumbres está consolidada, se trata ahora de dar el paso para acercar a las sociedades civiles aún más y que sean las iniciativas de la sociedad civil las que doten de contenido a las Cumbres.

¿Cómo valora la actual interconexión de los registros mercantiles de los países miembros de la Unión Europea, en el seno del proyecto BRIS, que se puede consultar en la plataforma e-justice?

La interconexión de los Registros Mercantiles en el seno de la Unión Europea es un paso muy positivo dentro de la construcción de Europa. Añade seguridad jurídica y permite consultas de manera mucho más rápida y cómoda desde cualquier país de la Unión Europea. Esto redundará en una fluidez de los intercambios europeos.